domingo, 18 de abril de 2010

DIFERENTES ESTADOS ANIMICOS

Flores de bach para los diferentes estados anímicos, como por ejemplo: Angustia, Ansiedad, Aprensión, Desinterés por la vida, Dudas e incertidumbres, Sensibilidad excesiva, Melancolía y soledad.
ANGUSTIA
Falta de coraje necesario para afrontar la vida diaria, se pierde la autoestima y no se cree en nada, existe el riesgo de caer en el alcohol y en las drogas. La angustia es un sentimiento muy frecuente en todos los seres humanos.
ANSIEDAD
La ansiedad o pánico es un sentimiento extremadamente intenso y paralizante. Este estado puede surgir a partir de un hecho concreto, como una muerte, una enfermedad o de tener que afrontar situaciones desconocidas. A la larga este estado puede originar fobias, obsesiones e incapacidad para controlar las propias emociones y reacciones.
APRESION
La excesiva preocupación hacia el prójimo nace de una fuerte tensión mental. El individuo cree que actúa por el bienestar de los demás pero en realidad acaba imponiendo su propia personalidad y sus propias ideas .Las patologías más comunes son: trastornos cardiacos, excesiva delgadez, alergias, insomnio.
DESINTERES POR LA VIDA
Este estado situación anímica negativa puede derivar hacia sentimientos egoístas o por el contario, hacia un exceso de altruismo que linda con una pérdida de identidad. Pueden surgir trastornos emotivos, estados de ansiedad, agotamiento y en los casos más graves trastornos alimenticios, como la anímico se caracteriza por un desapego o hasta un rechazo total de la realidad, quien lo sufre es incapaz de adaptarse a situación alguna, no respeta los compromisos y no llega a desarrollar la mayor parte de su actividad, para escaparse de sus compromisos se refugia en los recuerdos. Esta relación distorsionada con la realidad provoca depresiones, somnolencia, cefaleas, frecuentes bajones de energía, obsesiones y conduce progresivamente a la perdida de concentración y memoria y a la disociación de la personalidad.
DUDAS E INCERTIDUMBRE
Los pensamientos y las acciones pueden verse distorsionadas y bloqueadas si se padece este estado anímico. La imposibilidad de continuar con constancia un proyecto cualquiera y la incapacidad de tomar decisiones provocan una gran desconfianza en uno mismo aunque consiga seguir su propio camino la persona lo hace con gran sufrimiento, experimentando un intenso sentimiento de insatisfacción hacia todo. Este estado puede dar lugar a enfermedades crónicas, agotamiento físico y psíquico, depresión fragilidad e inestabilidad emotiva.
SENSIBILIDAD EXCESIVA
Esta situación anímica negativa puede derivar hacia sentimientos egoístas o por el contrario un exceso de altruismo que linda con una pérdida de identidad. Pueden surgir trastornos emotivos, estados de ansiedad, agotamiento y en los casos más graves problemas relacionados con la alimentación como, bulimia y la anorexia o bien dependencias con el alcohol, drogas o psicofármacos.
MELANCOLIA Y SOLEDAD
La causa de la soledad es a menudo el egoísmo y el orgullo excesivo, se crea un desequilibrio y una rigidez interior tales que no se puede estar en armonía con las demás personas. Los síntomas físicos más comunes son: varias formas de artrosis, rigidez y tensión muscular, incapacidad para relajarse, estrés, insomnio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada