domingo, 27 de octubre de 2013

Diferentes Cuerpos Del Ser Humano

La gran mayoría de nosotros pensamos que solamente tenemos un cuerpo que vemos y podemos tocar, sin embrago en total tenemos siete cuerpos reconocidos, somos seres interdimensionales, constituidos por cuerpos,  cada uno de los cuales está en diferentes dimensiones.

Nosotros vamos cargando toda nuestra información en estos cuerpos: Quienes somos, que pensamos, que sentimos, quienes hemos sido: para alguien que sabe leer la energía somos un libro abierto.

De esos siete cuerpos existentes, cuatro de ellos son los llamados inferiores, los cuales nos sirven para movernos en esta dimensión.

Al conocerlos entenderemos la relación que existe con nuestro entorno y bienestar.


EL CUERPO FISICO

En el mundo  occidental, pensamos que dominamos completamente el cuerpo físico, pero la verdad es que ejercemos muy poco control sobre él.

Por el contrario, en países como la india, hay personas que tienen la facultad de aumentar la temperatura o  la presión sanguínea en la mitad del cuerpo, y de reducirla en la mitad restante; aprender a dominar el aliento hasta el punto de suspenderlo durante un periodo considerable de tiempo, así como los latidos del corazón, de manera que disminuyen o aceleran la circulación. Para los occidentales esto es increíble.

Este cuerpo cambia completamente cada 7años, en pocas palabras cada 7años tenemos un cuerpo nuevo, así que si mejoramos  nuestra alimentación y estado emocional, podemos mejorar sustancialmente su composición.

Nuestro sistema nervioso, nuestros músculos y nuestras células tienen memoria, por tanto seguimos generando los mismos defectos físicos, y cualquier cosa que nos haya ocurrido, aun en el vientre de nuestra madre o en vidas pasadas, está grabada de manera permanente en nuestra fisiología.

Mientras no cambiemos  nuestra forma de alimentarnos para que resulte más sana o nutritiva y conscientemente liberemos los bloqueos emocionales o energéticos, estos registros garantizaran que ciertos rasgos indeseables se sigan repitiendo.

Therese Bertherat  hace un estudio muy interesante en su libro El cuerpo  tiene sus razones
Y nos dice que todo absolutamente todo lo que vivimos, está grabado en este cuerpo; incluso las arrugas de la cara nos pueden ir contando la historia de lo que hemos vivido.
Este es el único cuerpo que muere.

EL DOBLE ETERICO

Este cuerpo es un duplicado perfecto del cuerpo físico.

Cualquiera puede observarlo si ponemos a la persona recargada  en una pared blanca y desenfoca la vista: se ve una tenue silueta de luz alrededor de su cuerpo físico y mide unos dos centímetros; su color varía del blanco al gris pasando por el azul.

La función de este cuerpo es dar vitalidad o electricidad al cuerpo físico por medio del sistema nervioso; responde a todos los tratamientos alternativos como el reiki, homeopatía etc.
Este cuerpo lo usan los psíquicos llamados médiums, los cuales sacan la mitad del cuerpo eterico para que pueda entrar la entidad que van a canalizar.

No pueden separarlo completamente porque eso causaría la muerte.
Cuando se hacen curaciones etericas se pueden ver agujeros en este cuerpo; eso significa que se está fugando la energía y por tanto la persona puede sentirse agotada constantemente.

Cuando llega la muerte este es el  primer cuerpo en separarse del físico, pues es imposible que continúe su funcionamiento, de modo que se suspende el aliento de vida.

Generalmente se le puede ver no muy lejos del cadáver, manifestándose durante pocas horas, mientras esta energía se va extinguiendo.

EL CUERPO ASTRAL O EMOCIONAL

El cuerpo astral o emocional bien formado debe ser una copia luminosa del cuerpo físico, con sus chakras o vórtices de energía limpios  y girando, sin embargo la mayoría de las personas  tienen este cuerpo indefinido, con las texturas toscas y los colores oscuros es el color de las frecuencias vibratorias más bajas o densas, con costras, lazos ataduras, cadenas que crean una madeja sin forma.
Este cuerpo es importantísimo, pues es aquí donde se forman las ataduras  y los lazos ya que se graban las emociones del cuerpo físico.

Sin embargo no solo, existen los lazos negativos, también tenemos en este cuerpo los lazos del amor.
Cuando este cuerpo está bien formado significa que la persona  ha alcanzado un buen manejo  de sus emociones, y por tanto, cierto desarrollo espiritual.

La verdadera evolución se mide en este cuerpo, sin importar si se es vegetariano, si se hace yoga, si se es católico, budista etc.

El manejo de nuestras emociones es  lo que va a determinar nuestro nivel de evolución.

Recordemos que vivimos en un planeta formado en su mayoría por agua, y nuestro cuerpo también está compuesto por este elemento, lo que significa emociones, por tanto queda muy claro que lo que venimos  a aprender respecto a ellas es cómo manejarlas apropiadamente.

Cada individuo va creando este cuerpo como si fuera un escultor, con diferentes texturas y colores.
El karma esa gran incógnita que tanto nos atrae, se crea en este cuerpo, es decir lazos que nos atan a personas, situaciones, países y nos hacen reencarnarnos una y otra vez, hasta que con amor y entendimiento o conciencia  los disolvamos.

Cuando las funciones del cuerpo astral se vuelven totalmente conscientes, adquieren una habilidad y una experiencia en un mundo mágico que pocos pueden experimentar.


EL CUERPO MENTAL
Este cuerpo es excesivamente sutil, se manifiesta como mente y lo llaman aura humana.
Su tamaño y actividad aumenta con el  crecimiento y el desarrollo  del ser humano.

Si observas a una persona que, aunque no sea espiritual, ha desarrollado sus facultades mentales, ha educado su mente su intelecto, su aura será de un material delicado y de hermosos colores.
Su forma es oval, semejante a un huevo, y rodea al individuo con una atmósfera radiante.

  A medida que se desarrolla se hace más grande, sin embargo al contrario que el cuerpo astral, donde se quedan plasmadas nuestras emociones, el cuerpo mental cambia constantemente de color dependiendo de nuestros pensamientos por la sencilla razón de que nunca dejamos de pensar.

Con el desarrollo de nuestros poderes  creativos, estamos literalmente construyendo el cuerpo mental.
Entonces nos damos cuenta de que, en cada encarnación, vamos a escoger el tipo de vida de acuerdo con el cuerpo que tengamos menos desarrollado, es decir, si elegimos ser escritores  es porque venimos a desarrollar nuestro cuerpo mental, que es donde está guardado el intelecto, pero si somos actores, desarrollamos más el cuerpo emocional, tal vez porque necesitamos más contacto con nuestras emociones, o nacemos en un país donde podemos expresarlas en mayor medida.


Nos movemos por el tiempo cambiando únicamente de escenario y ropajes para completar este gran juego de conciencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada